domingo, 1 de marzo de 2009

BÉLGICA, Enero 2009.

DE PARÍS, EN TREN, A BÉLGICA.


















DÍA 29 DE DICIEMBRE DE 2008

Este es el día de mi cumpleaños. Mi primer cumpleaños fuera de España y ya son 26 años…OJALÁ SIGAMOS CUMPLIENDO MÁS Y SI ES DE ESTA FORMA, MUCHO MEJOR!. Llegamos de París en tren hasta la estación de Bruselas. Fue un trayecto de hora y media, pero si hizo muy largo debido a mis malditos dolores de muela…JAMAS OLVIDARE CUANTO ME DOLIO!. Después de buscar el hotel Alma de tres estrellas y de charlar con unos cuantos españoles que residían en Bélgica, por fin lo encontramos…es un hotel precioso. Tiene una habitación enorme y limpísima, además de su excelente ubicación. Sin duda, lo recomendamos. Lo primero que hicimos tras acomodarnos, fue salir corriendo a visitar la ciudad. Todavía había “restos” navideños. Ya sé que era el día 29 y que en España hasta pasar los reyes no quitan nada, pero allí, empiezan la navidad el día 1 de Diciembre y termina después del 25…en fin, pudimos dar un paseo por la plaza, que bonita!. Es súper bonita y tiene un encanto increíble. Me seguía doliendo la muela, pero estábamos en Bruselas!. De aquí, fuimos a ver el famoso manneken pis que es muy diminuto, jeje…pero muy interesante. Al lado, había una tienda de gofres, así que nos compramos uno y no veas lo buenísimo que estaba!. Este día, lo pasamos en la capital. Paseamos y visitamos los callejones del alrededor de la plaza, el primer centro comercial cubierto de Europa, las chocolaterías, etc. 
















El día pasó muy rápido, puesto que anochece alrededor de las 16.30 h. de la tarde…Yo me quede en el hotel, puesto que para variar, tenía la muela dando de las suyas, mientras que Fran, salió a dar una vuelta hasta la noche.


DIA 30 DE DICIEMBRE DE 2008

 Este día fuimos a Brujas en tren. Tardamos una hora más o menos…cuando llegamos hacía un frío espantoso y estaba cubierta por un manto blanco de hielo. El río y los canales, estaban completamente congelados y no había barcos haciendo los típicos paseos…evidentemente, para nosotros fue un punto del viaje, y para nada, un aspecto negativo. Llevábamos nuestra ruta sacada de Internet y la seguimos con mucho entusiasmo. Fue como vivir en cuento de hadas, cada imagen que vimos, se grabó para siempre en nuestra retina… Subimos a la torre de Belfort (que por cierto, menuda escalerita de caracol), tomamos un chocolate caliente en el mercadillo navideño, al lado de la pista de patinaje sobre hielo que había montada, caminamos por callejones, cruzamos puentes minis de la época medieval, vimos los patos hacer patinaje sobre el agua, jeje…los pobres!, en fin, fue un día estupendo. De los lugares más brillantes que he visto jamás…

DIA 31 DE DICIEMBRE DE 2008

 Este día lo dedicamos a Gante…más bien fue un medio día…llegamos por la mañana y después de las indicaciones de una chica estupenda que hablaba un inglés genial, pudimos no perdernos…madre mía…si no llega a ser por ella, hubiésemos terminado junto con aquella chica, que a saber, donde fue a parar! . Fran ya me entiende…jeje… Bueno, pues directos fuimos al centro, allí visitamos la catedral de San Bavón , la iglesia de San Nicolás y el castillo de los condes por fuera, puesto que estaba cerrado… Caminamos por sus calles también fantásticas. Es diferente a Brujas, pero con su propio encanto. En la catedral tuvimos la opción de ver el cuadro original del cordero místico, pero pasamos de pagar por ver un cuadro, pues no somos entendidos de arte y nos conformamos con la imitación que estaba exenta de ningún coste… Lo que más nos gusto, fue la zona del puente de San Miguel, donde se ven las Tres Torres, el símbolo más reconocible de la ciudad. Corresponden al campanario de La Catedral de San Bavón, a la Atalaya o Belfort y a la torre de la Iglesia de San Nicolás. Gante también nos encanto, y tengo que decir, que aquí ya no me dolía la muela…cachís, ahora que me voy… Por la tarde, regresamos a Bruselas y aprovechamos para descansar y luego salimos pronto, se acercaba el fin del año 2008… Visitamos la Catedral de San Miguel y nos fuimos a tomar un par de cervezas en una cervecería…no somos muy de tomar cerveza, pero claro, ¿como ir a Bélgica y no probarla? …Pues resulta estar buenísima y además el lugar era muy diferente a los que estamos acostumbrados. Incluso tenía una zona para no fumadores, la cual nos vino de maravilla…
Después de la cervecita, andando por los callejones, encontramos a la “meona”…que chulada!. Pero me parece injusto puesto que esta en un mini callejón que no tiene salida y entre rejas… A las 21.30 entramos a cenar al Chez León. Es muy famoso en los foros de viajeros, pero a nosotros nos decepcionó mucho, pues el servicio era malo y la comida muy normalita…además nos quisieron vender a la carta, cuando esa noche había menú, pero no caímos, jeje…por lo demás, todo bien. Después de la cena y de un paseo por las típicas calles de restaurantes, llegamos a la plaza, donde nos mandaron a todos a una zona adaptada para la celebración del fin de año… Llegamos y había miles y miles de personas e infinidad de españoles, todos con las latitas de las uvas, jeje que risa!. Todos nos miraban con cara de tontos… ¿Qué pensarían de los españolitos?
Después nos fuimos a la cama…aquello era de locos y nosotros estamos muy viejos para tanta fiesta.

DIA 1 DE ENERO DE 2009

 Este día nos levantamos con tranquilidad y nos fuimos a ver el Atomium, que representa el átomo…me resultó muy impactante, pues no me lo imaginaba tan grande. No sé, nos gusto mucho a los dos, y eso que estaba nevando y hacía mucho, mucho frío. Eso sí, no pudimos subir porque al ser festivo, no abrían hasta las 12h del mediodía. En el metro, conocimos a Abdul, un marroquí que llevaba 11 años viviendo en Bruselas. Era una chico muy bohemio y muy encantador y se ofreció a llevarnos por la ciudad hasta la hora de salida de nuestro vuelo…al final, a mi me resulto un poco pesado, porque tenía mucho frío y pocas ganas de caminar y este chico, no parecía importarle el tiempo que nos dedicó. Realmente, es de agradecer!. Nos llevo hasta el Parlamento Europeo y el palacio de justicia.
Fue una suerte conocerlo y que se brindase a enseñarnos la ciudad…de no ser por él, no hubiésemos sabido, lo que nos contó de la catedral en la Grand Place. Nos contó que el arquitecto, después de un gran esfuerzo de años, al terminar esta obra se percató del error en la fachada y fue tal su pena, que se subió a lo alto de la torre y se lanzo al vacío… Que curioso y nosotros ni cuenta nos dimos de este fallo al visitar por primera vez dicho edificio en la Grand Place. Nos despedimos del chico, le deseamos mucha felicidad para él y su familia, nos dimos cuenta, de que los “moros” no todos son iguales…tal vez, era lo que el chico nos quiso transmitir…quien sabe…GRACIAS. Comimos en un restaurante típico, y luego nos fuimos al aeropuerto. Se terminaba nuestra aventura por Europa. Eso sí, no sin antes probar de nuevo sus chocolates y sus cervecitas!!!. ÑAM, ÑAM, ÑAM… HASTA LA PRÓXIMA BÉLGICA!. .

No hay comentarios: