lunes, 31 de agosto de 2009

MALASIA: KUALA LUMPUR, AGOSTO 2009

Amigos, Malasia es un país muy diferente a China. No sabría decir cual de los dos me ha gustado más...
Malasia lo elegimos fortuitamente buscando un final relax para nuestro viaje por el gran asiático. Desde luego, no nos arrepentimos ya que nos sorprendió gratamente.
DIA 15 DE AGOSTO: KUALA LUMPUR
Este día, llegamos a la Kuala Lumpur a las cuatro de la tarde aproximadamente desde Guilin. Nada más recoger las maletas vimos unas oficinas de taxis y contratamos uno por unos 103 RM (unos 20 euros) hasta el hotel ubicado en el centro de la ciudad.
Nada más hacer el check in, salimos para aprovechar el poco tiempo que teníamos. Estábamos entusiasmados y a la vez, decaídos por la abundante lluvia que nos sorprendió. Caminando de salida por el hotel encontramos un chófer que quiso hacer negocio y no lo dudamos, nos fuimos con él esa misma tarde (ya eran las 18h) a ver las Cuevas Batu y las luciernagas en el río Selangor.
En las cuevas, nos hicieron un ritual indio para que tengamos buena suerte. Las cuevas están a pocos kilómetros del centro de la ciudad y se ven en media hora. Son muy sencillas, es más lo que representan que lo que son en si.
Las luciérnagas fue novedoso. Jamás habíamos visto algo así y nos encantó. Dimos un paseo en barca y vimos miles de luciérnagas que iluminaban los árboles, parecían árboles de Navidad. Pudimos tener algunas deslizándose por nuestras manos.
Llegamos al hotel muy tarde, sobre las 23horas, dimos un paseo nocturno por los alrededores pero la comida indú y sus salsas picantes no nos apetecían en ese momento, así que nos pedimos unas hamburguesas en el hotel (Tele Mc Donalds a domicilio) y nos acostamos.
DIA 16 DE AGOSTO: KUALA LUMPUR.
Después de un rico desayuno en el hotel, salimos directamente en taxi hasta la Torre Menara, para ver las vistas de la ciudad en un aérea de 360º. Nos decantamos por ésta porque subir a las Petronas es más complicado (la entrada es gratuita pero hay que hacer cola desde las 7 de la mañana para obtener la misma, porque son limitadas y se acaban muy pronto), además que la altura a la que subes, es mucho menor y como es lógico, no tiene la vista de ellas mismas.
De allí, andando nos fuimos a ver las Torres Petronas. Son inmensas, una pasada!. Dignas de ver...
Después de dar una vuelta por allí y por su centro comercial, nos subimos a un taxi y nos dejó en China Town. En este barrio, lo único que visitamos fue un templo indú muy curioso. Caminando nos fuimos hasta el Mercado Central. Esta lleno de tiendas y restaurantes con muy buena pinta, con lo que decidimos quedarnos allí a comer. Después de comer, salimos hacía la Mezquita Nacional (abren de 15.00 a 16.00 y de 17.30 a 18.30 horas para el público). Es impresionantemente grande y tranquila. Nunca habíamos visto una, nos gustó mucho y eso, que nos obligaron a vestir con unas túnicas para cubrirnos el cuerpo y la cabeza. Fue una experiencia.
Conforme salimos, fuimos hasta la Plaza Merdeka (significa independencia) y vimos el edificio de Sultan Abdul y la mezquita que hay detrás.
De aquí, paseando hasta littel India. En este barrio, dimos un paseo por sus mercados y puestos de tiendas y nos fuimos caminando hasta las Torres Petronas. Tardamos una media hora, pero estuvimos disfrutando del paseo y de las maravillosas vistas que teníamos en el camino a las torres. Una vez allí, estuvimos dando vueltas por el centro comercial y mientras se hacía de noche, decidimos cenar en un japonés muy moderno que hay en la última planta del centro comercial. Al salir, aprovechamos para hacer más fotos de las Petronas iluminadas...
Pronto nos tuvimos que ir a dormir porque a las cuatro de la mañana, nos teníamos que levantar para coger el vuelo hacia Kota Baru.
DIA 17 DE AGOSTO : ISLAS PERHENTIAN. Si crees que el paraíso no existe, es porque no has estado en estas islas, es sin duda, EL PARAISO. Estas islas pertenecen al Parque Nacional Marino de Redang, lo que significa que no se puede pescar, ni recoger coral, ni por supuesto tirar basuras. Esto te permite poder disfrutar de sus preciosas y limpias playas de arena blanca y de estupendos baños de sol. Al ser Malasia un país musulmán, en las Islas Perhentian se recomienda a los turistas, no beber alcohol en público y no llevar ropa indecorosa. Aunque los turistas no somos multados si infringimos estas normas, si debemos acatarlas por respeto a los amables habitantes de las islas. Nada más llegar, nos quedamos con la boca abierta. Las aguas eran transparentes y turquesas. La arena parecía harina, de blanca y fina. Y el hotel, increíble. Eran cabañas de madera, simples pero con un encanto especial. Estaban rodeadas de palmeras y a diez metros de la orilla de la playa.
Lo primero que hicimos, fue ponernos el bañador y salir corriendo a bañarnos en la playa. ¡Qué playa!. Pronto nos dimos cuenta de lo afortunados que éramos por estar allí...
Recuerdo que este día teníamos la comida a las 12h, con lo que comimos poco después de llegar y salimos a hacer una excursión de snorkel que teníamos contratada en el hotel. Fuimos a distintos puntos para ver corales y peces de todos los colores y tamaños, incluso paramos en Shark Point, donde había un monton de tiburones de punta negra.
Tardamos casi cuatro horas en volver, así que en seguida nos dimos una ducha y salimos a cenar(sobre las 19.00).
La comida malaya tiene algún parecido a la china, pero es diferente. También porque aquí estabamos en el mar y traían al día los alimentos, con lo que la variedad era poca pero la calidad, muy buena.
DIA 18 DE AGOSTO: ISLAS PERHENTIAN.
Nos levantamos sobre las 5.30. Como nos acostamos pronto, nos despertamos sobre esa hora y aprovechamos para ver como amanecía. En esta parte de la playa, lo mejor era la puesta de sol. Fuimos a desayunar. En el desayuno entraba lo justo, tostadas, huevos fritos con alubias negras y café, pero nosotros nos pedimos también una ensalada de fruta fresca y zumo de fruta natural.
Este día, teníamos otra salida de snorkel que duró otras casi cuatro horas, de las diez de la mañana hasta casi las dos. Ésta nos gustó más que la otra porque no solo nos llevaron a alta mar, sino a otras islitas perdidas, con unas playas que ni en las películas. Disfrutamos como niños...
Después de comer y de una buena siesta, nos fuimos jungla a través hasta el hotel Perhentian Island Resort. Allí nos dimos un bañito en su playa y cuando empezó a anochecer, nos volvimos a nuestro hotel bordeando la playa. Como es por la tarde, baja mucho la marea y el agua no te llega más arriba de las rodillas, fue una experiencia única.
Al regresar, cenita y a la cama.
DIA 19 DE AGOSTO: ISLAS PERHENTIAN.
Fran no lo tenía muy claro, pero logré convencerle para alquilar un kayak (es tan grande que casi no podía entrar) e ir hasta Turtle Beach. Antes de llegar, ya me lo estaba agradeciendo, pues eran sobre las 9.30 de la mañana y en aquella playa, estábamos los dos solos.
Poco después, decidimos navegar un poco más e ir a otra playita que hay al lado, pues en ésta habían unas medusas microscópicas que, aunque no se apreciaban, molestaban al bañarte.
Madre mía, no sabíamos que playa de todas, nos gustaba más. En esta había algo de gente, como unas seis personas...
Después de toda la mañana, decidimos de camino al hotel parar en el Perhentian Island Resort a comer y a darnos otro bañito en su playa hasta que vimos que había tormenta y como locos empezamos a navegar para que no nos pillase en alta mar. Llegamos sanos y salvos, jeje.
Terminamos de pasar la tarde en la playita de nuestro hotel. Cena barbacoa, relax en la terracita de la cabaña y a dormir.
DIA 20 DE AGOSTO: ISLAS PERHENTIAN.
Como era el último día, decidimos tomarlo de relax. Después de desayunar, cogimos la cámara de fotos y decidimos pasear por la orilla de la playa hacía la otra punta de la isla que todavía no habíamos ido. Al llegar al final, vimos unas escaleras y decidimos subir y gracias que lo hicimos. Después de ellas, parece que has llegado al final de la playa, pero no. Giras a la izquierda y ahi está la playa de todas las postales, la típica con palmeras caídas, selva frondosa, aguas turquesas, ¡totalmente virgen!.
Estábamos flipando, pues casi nos vamos sin verla. Nos quedamos en ella toda la mañana, fuimos a comer al Tuna Bay y volvimos a la misma playa, no queríamos desperdiciar ningún minuto, estábamos en el PARAISO.
Al anochecer, regresemos a ver el atardecer en nuestra playa, desde la terraza de la cabaña.
Fue nuestra última noche.
DIA 21 DE AGOSTO: REGRESO A ESPAÑA.
Aprovechamos la mañana para hacer snorkel en la playa. Hicimos las últimas fotos a los infinitos peces de colores y corales.
A las 12.00h salía nuestra lancha hasta Kuala Besut donde nos esperaba el transfer para llevarnos al aeropuerto de Kota Baru.
Hasta llegar a Barcelona tuvimos unas 16 horas de vuelo que bien merecieron la pena por todo lo que habíamos visto y disfrutado.
En Barcelona también aprovechamos para hacer unas horas de turismo, hasta la salida de tren a Valencia, y vimos la Sagrada Familia.
MALASIA, HASTA LA PRÓXIMA.

viernes, 28 de agosto de 2009

SUR DE CHINA : GUIZHOU Y GUANXI, AGOSTO 2009

Queridos amigos y familiares, esta es la segunda etapa de nuestro viaje a China. No es que la anterior sea menos bonita, pues cada cual tiene su encanto.El sur es atrapador, espiritual, verde y apasionantemente enriquecedor. Esta parte de nuestro viaje, nos ha marcado para siempre...
Tal vez, en futuros viajes nos encontremos con situaciones más duras, pero éste al ser el primero, ha dejado huella.
Aquí, hemos visto la verdadera realidad de un país tan grande, que no todo esta al alcance de todos, pero...¿qué más necesitan para ser felices?. Lo son, y mucho.
DIA 8 DE AGOSTO: KAILI.
Llegamos al aeropuerto, con unas ansias tremendas de conocer a Bob, nuestro guía. Estábamos muy ilusionados hasta que Bob, nos saludó en inglés...¡vaya! y yo pensando que hablaba español...
Lo primero que hacemos es preocuparnos, luchar por tener un guía en español y lo único que conseguimos es ponernos tristes y de mal humor.Mi nivel de inglés es tan básico..., ¡qué poco me iba a enterar!
Mónica hizo que todo fuese más fácil, ella se dedicó esa semana, a traducir cuanto podía para poder disfrutar y enterarnos de todo. Rápidamente comenzamos a integrarnos y a olvidarnos de todo, al fin y al cabo, con esas vistas..., ¿qué importa el idioma?.
Cogimos el coche y nos fuimos dirección a Kaili. En el camino, paramos a ver dos pueblos: Shiqiao, donde siguen fabricando de forma tradicional el papel y Qingman, ambos de la etnia Miao. Esta etnia, emigró por todo el Mundo (Laos, Camboya, California, Australia,etc) y son 10.000.000 en total. Vamos, que si veis a un chino por estos países, es posible que sea Miao...
Cuando llegamos a Shiqiao tras una dura travesía por aquellas carreteras, nuestro corazón empezó a latir cada vez más fuerte: estábamos en la China más rural, la más auténtica.
Allí estaban de celebración, pues el hijo del dueño de la fábrica de papel, había superado con éxito su examen para ingresar en la universidad y los padres hicieron una gran fiesta a la cual asistió, todo el pueblo.
La gente estaba sentada por los suelos, en pequeños taburetes de madera y compartían comida con perros, gallinas, niños..., todos en familia.

Jejejeje, sí, pude sobrevivir a las gallinas que merodeaban por aquellos pueblos. ¡quién me lo iba a decir, con el pánico que les tengo!. Gracias a Fran y a mis amigos, que me hicieron de guardianes todo el tiempo...
Bueno, después de medio emborracharnos las mujeres Miao con sus licores de arroz, de pasear por aquellos arrozales, de ver como fabrican de forma tradicional el papel, como los búfalos se bañaban en el río con los niños..., seguimos nuestro camino al siguiente pueblo: Qingman.
Este pueblo, no nos gustó tanto. Aquí se dedican a coser en telares tradicionales.Era tarde, estábamos agotados y además como una cuba de tanto licor y nos fuimos rápido.
Seguimos hasta Kaili donde había un mercado nocturno muy similar a los que ya habíamos visto, y nos quedamos allí a cenar. Estaba muy rico y muy barato, para no variar.
Pronto nos fuimos a dormir.
DIA 9 DE AGOSTO: XIJIANG (capital de los Miao),,
Este día, se nos quedó marcado para siempre...En ruta, visitamos otros pueblos. El primero fue Matang de etnia Gejia. Las etnias se diferencian entre ellas por sus peinados y sus vestidos.
De allí seguimos y visitamos Slhong. Fue uno de los más bonitos y limpios. Casi no había gente en el pueblo y estaba muy tranquilo.
Dimos un paseo relajante y seguimos nuestra ruta. De camino, paramos en un pueblo grande, más bien era una ciudad, se llamaba Lang Li.
Había un mercado enorme con mucha gente, frutas, verduras, animales...fue el primer mercado de estas características que me choco muchísimo.
Vimos en jaulas todo tipo de animales tales como aves y perros. No os digo para qué eran los perros, ni tampoco os pondré fotos para no herir la sensibilidad de nadie.
Después de este chocante mercado, nos fuimos hacia Xijiang, donde pasamos la noche en una Guest House tradicional de madera.
Cuando llegamos al pueblo, lo primero que nos chocó fue que estaba a los pies de una montaña completamente transformada en campos de arrozales, en todo su esplendor. El pueblo tenía los típicos puentes de "Lluvia y Viento", tan característicos del país. Son una auténtica maravilla para la vista...
Tras dejar las maletas, fuimos a ver un baile tradicional que ofrecían las mujeres del pueblo a sus visitantes y al terminar, Bob insistió en que me pusiera uno de sus trajes típicos. Fue divertidísimo...toda la gente oriental, me miraba y me hacía fotos.
Ya de noche, cenamos en la casa de madera una cena típica Miao, muy rica.
DIA 10 DE AGOSTO: RONGJIANG.
Este día fue el primero que tuvimos desayuno chino...¡menudo desayuno!. Como una imagen vale más que mil palabras, ahí va una...
Después salimos con el coche dirección Rongjiang y en ruta seguimos visitando pueblos y paisajes de montaña de los montes Leigong y terrazas de arrozales.
Este día vimos muchas cosas interesantes. Estuvimos en un pueblo, único en el Mundo en fabricar un tipo de porcelana con un fango que se extrae del fondo de los campos de arroz. Lo hacen todo a mano y la cuecen en hornos de leña. En los alrededores de este pueblo, no hay este tipo de arcilla, solo ahí.
Tengo que decir, que en China se alimentan básicamente de arroz, maíz y chili. De hecho, por donde íbamos había campos de arroz, trigo y guindillas o similar. Con ello hacen su pan (nada que ver con el nuestro) y su pasta.
También según en que zonas, comen perro. Sí, habeis leído bien. Una de las veces, al bajar del coche en uno de los pueblos, de frente, nos encontramos con unos chinos que estaban de celebración, asando un perro a la barbacoa. Fue tan impactante...nos quedamos tan atónitos, que no pudimos reaccionar hasta un tiempo después. No hicimos fotos.
Todos los platos están condimentados con guindillas y acompañados de arroz blanco hervido.
Esa tarde, después de comer pasamos por un pueblo que nos llamó la atención por el trabajo de las mujeres. Vimos como los hombres estaban sentados en el suelo, de charreta mientras las mujeres (adolescentes, adultas y ancianas) subían desde el río hasta el pueblo, cuesta arriba con una enorme roca en el cuello y con sacos de arena. Llevaban piedras para una carretera en construcción.
Pasamos la noche en Rongjiang en un buen hotel tres estrellas tras cenar en otro night-marcket y hacer unas compras de galletas y demás en un súper.
DIA 11 DE AGOSTO: ZHAOXING (el pueblo más grande de los Dong).
Este día básicamente lo pasamos en carretera pues por las inundaciones del mes de junio tuvimos que cambiar la ruta e ir por una carretera más larga y abrupta. En el camino nos encontramos con muchos desprendimientos de montaña y con unos paisajes escalofriantes.
De este día, guardo un bonito recuerdo de un pueblo que visitamos por casualidad. Lo más bonito y tierno que he podido encontrarme en este país...
Ya en Zhaoxing, por la noche, vimos cantar a las chicas de la etnia de forma preciosa. Pensaba que no me gustaría por no entender nada, pero me encantó. Tienen un timbre de voz muy bonito.
DIA 12 DE AGOSTO: CHENGYANG
Este día, como los demás seguimos visitando pueblos y paisajes de montaña. Cada cual, diferente.
De camino a Tang´An, paramos en un mercado. Madre mía...si algún día tenéis dolor de muela, esto puede ser vuestra salvación...
Y si necesitáis llevaros la compra y no sabéis como, servicio a domicilio...
Esta vez, descubrimos como hacían sus telas para los vestidos. Las telas blancas,las dejaban a remojo en grandes barreños con unas plantas típicas de la zona para darles color índigo. Una vez coloridas y secadas, las doblaban del revés y las golpeaban con una especie de martillo de madera para darles brillo.
A lo largo del día, visitamos más pueblos enclavados en las montañas con sus puentes de lluvia y viento, sus particulares casas y todos entre campos de arroz.
Por la tarde vimos un baile típico el cual concluyó con nuestra presencia. Nos sacaron a bailar con ellos y a mi, entre otras chicas, me cogieron y me pusieron a saltar por los aires, ¡qué emocionante!.
Antes de cenar, dimos un paseo tranquilamente por el pueblo. Qué gozada...vimos como trabajaban con el arroz, como riegan los campos con molinos de agua tradicionales, como las niñas se lavaban el pelo en el río...increíble.
DIA 13 DE AGOSTO: GUILIN.
Nos levantamos temprano para dirigirnos a Guilin. De camino, fuimos a visitar las terrazas de arroz de Longsheng (Patrimonio de la Humanidad) y el pueblo Ping´An, etnia Yao y Zhuang.
Ya por la noche, nos fuimos a Guilin. El día había sido duro, pues nos dimos una buena ruta de senderismo por los arrozales y con el calor, fue agotador.
Cuando llegamos a Guilin, fuimos a ver la trompa del elefante. No es algo imprescindible de ver, sí curioso por ser el símbolo de la ciudad.
De ahí, fuimos a ver la Torre del Tambor y la Torre de la Campana (no lo he dicho con anterioridad, pero en los pueblos siempre hay, al menos, una de estas torres puesto que antiguamente, si había algún incendio o similar, alguien subía arriba del todo escarpando los troncos con la que la habían construido y avisaban al pueblo del desastre para que salieran corriendo).
DIA 14 DE AGOSTO: YANGSHUO.
Este día, después de otro sabroso desayuno chino, salimos hacia Yangshuo. El conductor nos dejó en un pueblo cuyo nombre no recuerdo donde empezamos a hacer una ruta de senderismo bordeando el río Li que duró aproximadamente dos horas. Luego, cogimos una balsa de bambú y seguimos río abajo hasta llegar a Xingping donde aprovechamos para hacer unas fotos y comer. Aquí empezó a llover fuerte, así que nos fuimos con el coche hasta Yangshuo.
Este paisaje es abrumador, es todo bosque de montañas kársticas. Aquí se rodo la película " El velo pintado" y justo detras de nosotros en la foto, es la imagen de los billetes de 20 Yuanes.
Una vez en Yangshuo, salimos a dar una vuelta por sus calles y aprovechamos para hacer unas compras. Más tarde mis amigos y Fran se fueron a ver el espectáculo nocturno del director Zhang Yi Mou.
Pronto nos fuimos a dormir. Al día siguiente empezaba nuestra tercera y última etapa de nuestro viaje...