miércoles, 11 de noviembre de 2009

DIA 16 DE NOVIEMBRE DE 2009. LEÓN,NICARAGUA.

Continuo con el jet leg y me he despertado a las cinco de la mañana (en España las 12). He desayunado en mi habitación leche con cereales y una rebanada de pan de sándwich con una crema de cacahuete que me compre del súper, malísima. Después de venir Sol a buscarme (ella es mi tutora aquí) nos fuimos a hacer unos recados que ella necesitaba y luego, a una reunión con el jefe. Él me dijo todo lo que haría durante mi estancia aquí y como lo haría. Al salir fuimos a casa de Sol, que es súper boníta y con muchos patios. Las casas en Nicaragua son como al aire libre, no tienen techo por toda la casa. Es curioso…
La calle de la casa de Sol.
Después nos fuimos a la comunidad de Goyana. Madre mía, empieza mi aventura. Unas casas bastante bonitas en una comunidad muy simple pero muy bonita. A mi me gusta mucho. Y más la gente. Son encantadores y los niños…uff, que decir de ellos. Nada más verme, se me lanzaron encima, presentándose y llamándome de usted, pues aquí, todo el mundo trata a las personas de usted y más aún, si es un profesor.
Entramos a clase, una clase recientemente construida con bloques y hormigón pero que no esta finalizada. No esta pintada, ni siquiera esta con refinada con hormigón, no tiene puertas y las sillas son de las de brazo para escribir. Es una clase muy sencilla, no tiene nada. Ni siquiera tienen una pequeña estantería sin diccionarios y sin cuentos, y sin ningún tipo de libre. Veremos que podemos hacer, pero los niños, necesitan libros y más los de la comunidad, pues están muy lejos de la ciudad, único lugar donde hay una biblioteca/juegoteca. En Nicaragua existe lo que es una juegoteca, que es un lugar donde los niños pueden ir a jugar y a leer, pero desgraciadamente, solo esta la de una ONG y la de Sol, que la tiene montada en su casa. Aquí los niños van a jugar y a leer todos los días que quieren por las tardes, sin coste alguno. Aquí las clases están terminando, pues empieza el verano ahora en Diciembre, hasta febrero que vuelve el invierno hasta Noviembre. Los niños de secundaría ya están de exámenes finales y los de primaria empiezan la semana que viene. Lo que hacemos es clase por la mañana, de forma normal y por la tarde, como en la comunidad la gran mayoría de los padres son analfabetos y no pueden ayudar a los hijos con las tareas de la escuela, los profesores voluntarios ayudan por las tardes a los pequeños a hacer sus ejercicios y a explicarles todas las dudas que les quedan de por la mañana. También los niños preparan teatro. Hay un profesor que se decida a darles éstas clases y a que participen en un teatro cuyo tema trata de algo sobre la vida misma. Ahora, hay dos grupos que llevan dos temas diferentes, un grupo hará un teatro sobre la explotación infantil y el otro sobre el hambre de las personas. Estos teatros, son para concienciar desde pequeños a los niños de la crueldad de la vida misma que hay en éste país de manera que esto les pueda ayudar a que ellos poco a poco, con la educación, puedan cambiar su forma de vida. Que estudien, para salir de pobres, por ejemplos. Les ayuda a saber hacer y a ser mejor persona… Después de la clase, estuve hablando con su profesora sobre la educación en Nicaragua, sobre la vida personal de cada alumno y me contó, que han tenido casos realmente sobrecogedores. Una alumna, con abusos sexuales. Otro alumno, que dejó durante meses de asistir a la escuela, porque su madre, con ocho hijos se puso enferma y el niño tuvo que hacer las tareas de la casa y cuidar a sus hermanos pequeños, con tan solo 12 años. Por esta razón, el niño que ya debería estar en primer curso de secundaria, esta en segundo curso de primaria…lo importante, es que su profesora habló con la madre y al parecer, la convenció y de momento, el niño esta en la escuela. Sobre las 17’20 vino a recogernos la camioneta y nos marchamos a la ciudad. Cenita de un sándwich en la habitación y a las ocho, ya estaba en la cama. Mañana más.
Aquí les presento mi habitación:

No hay comentarios: