domingo, 15 de agosto de 2010

DIA 28 DE JUNIO DE 2010

Para este día teníamos pensado en Kao San, haber contratado una excursión para ver el mercado flotante más conocido por los turistas, el DAMOEN SADUAK y las cataratas de Erawan en la provincia de Kanchanaburi, pero finalmente, no pudimos hacerlo, ya que ambas se vendían por separado. Muy a mi pesar, no vimos las cascadas y sí el mercado flotante. Por una parte quisimos verlo para comprobar lo que todo el mundo decía de que era una “turistada” y porque estaba más cerca que Erawan (a 4 horas de Bangkok). En verdad, lo es…, yo me esperaba pocas barcas porque no era fin de semana, pero no tan pocas. Llegamos en bus público y cuando llegamos contratamos un lanchero y la barca de cola larga para que nos diera una vuelta por el mercado flotante.
El lanchero, nos recomendó dos horas para verlo todo bien, pero en una hora habíamos visto lo más importante. La mayoría de puestos eran de recuerdos, pero aún así pudimos disfrutar de unas barcas llenas de colorido con sus frutas y sus comidas.
Comimos sobre la barca una típica sopa tailandesa, muy buena, que nos cocinaron en la barca de al lado y después compramos en otras barcas, fruta y dulces de coco. Luego paseando por los alrededores comimos plátano dulce a la barbacoa, muy interesante.
Al volver, decidimos ver caer el sol en el pulmón de Bangkok: El parque LUMPINI. Paseamos, nos tumbamos junto al lago, vimos varanos y cientos de personas, dando una clase de aeróbic al aire libre…, muy curioso. De camino al hotel, picoteamos por los puestos callejeros todo tipo de tapas y brochetas, todas muy buenas, salvo la tortilla de guindillas...
Cenamos en un bonito pub-restaurante muy peculiar y que parecía un reclamo para los gays y en el cual, lo pasamos divinamente...
Siguiente entrada

No hay comentarios: