lunes, 9 de agosto de 2010

DIA 4 DE JULIO DE 2010

Este día era el último en CM y decidimos hacer la excursión al Parque Nacional de Doi Inthanon. En primer lugar, visitamos una catarata " Maeklang". Empezamos a alucinar con la belleza de este lugar...
De esta catarata, fuimos al pico más alto del país. Hacía un frío increíble y estaba todo muy húmedo. Claro, que estábamos a 2600 metros de altura!. Era tan frondoso, que apenas entraba la luz...parecía un bosque encantado...
De ahí, nos fuimos a visitar las Pagodas del Rey y de la Reina. Unas pagodas que se construyeron en honor a los Reyes en su 60 aniversario.
La comida que tuvimos este día, no pasó desapercibida. Todo el grupo de la excursión eran musulmanes, así que comieron en una mesa aparte comida apta para ellos, teniendo, una mesa sólo para nosotros con un manjar...estaba todo delicioso...
Pero esta comida no paso desapercibida por otro motivo, más que por unos niños que se pusieron a jugar a fútbol justo detrás nuestra y nos lo hicieron pasar muy bien!!.
Tras este buen rato que pasamos, fuimos a visitar otra cascada. Esta era muy imponente, no tanto por la cascada en sí, sino por su paisaje...no podíamos bajar a sus pies. Nos conformamos con verla de lejos...
Y la excursión, la terminamos en un pueblo "karen". Pudimos entrar a una casa para verlas por dentro, y no tenían nada. Un colchón en el suelo y poco más...
Al regresar a Chiang Mai, aprovechamos que era nuestro último día para volver al Warorot Market, en el barrio chino, y como era por la tarde, estaba mucho más animado que por la mañana, que fue cuando fuimos el primer día en la ciudad.
¿un aperitivo?
o...¿mejor éste?
En el Warorot Market venden sobretodo frutas, verduras, comidas, flores...
Era domingo así que de aquí, fuimos al Sunday Market. Fue el mejor mercado que he visitado en Tailandia. Hay mucha gente, tanto turistas como locales y los productos están muy bien en cuanto a calidad-precio, además de que fue el único sitio que pude regatear algo. Por supuesto, salimos con nuestro adorado amigo Andrés con el que luego, nos tomamos unas singhas en el hotel con nuestro amigo el recepcionista Tum.
Siempre llevaremos esos buenos momentos en nuestro corazón. Me gustó mucho esta ciudad, y es que, en verdad, lo mejor de Tailandia, lo encontramos en el norte. Gracias Tum por esos buenos ratos que nos hiciste pasar. Gracias Andrés, por tu compañía y tu amistad.

No hay comentarios: