jueves, 5 de agosto de 2010

DIA 8 DE JULIO DE 2010.

Llegó el día conocer las magníficas islas Phi Phi. Tenía mucho interés en conocerlas, puesto que todo el mundo habla de su belleza y de sus playas. Nosotros, unos aventureros alrededor del Mundo, no podemos dejar de visitarlas...¿serán tan bonitas como dicen?. Phi Phi son dos islas, Phi Phi Don y Phi Phi Lhe. La primera es la grande y la única de las dos que está habitada. Bueno...habitada como tal no, porque la única gente que hay allí es la que tiene negocios como restaurantes, agencias, tiendas... Por el día, la isla está llena de gente que viene a pasar el día de Puket o Krabi, pero por la noche...que paz, que relax... Bueno, os cuento. Cogimos el ferry a las 8'30 en Puket y llegamos a Phi Phi sobre las 10 de la mañana. En el embarcadero nos estaba esperando un chico muy amable que nos indicó donde estaba nuestro hotel, al cual llegamos en cinco minutos paseando. El hotel, Cabana Resort, era increíblemente precioso.
Tenía una piscina maravillosa con vistas a la playa, una playa sólo para nosotros con unas vistas preciosas desde nuestra habitación...
Nuestra habitación.
Vistas desde nuestra habitación.
vistas también de nuestra habitación.
Salimos a dar una vuelta por el hotel y aprovechamos para comer otros Pad Thai y negociar una lancha para que nos llevara de excursión esa misma tarde para visitar Maya Beach, famosa por la película de Leonardo Di Caprio, La Playa.
Nada más subirnos a la "longboat" empezó a nublarse...madre mía...nos cayó el diluvio universal y el mar estaba que daba mucho miedo. De hecho, no pudimos terminar la excursión como teníamos previsto. La primera parada fue en la " Cueva del Vikingo" y cuyo nombre viene del parecido de ésta con la estructura de las embarcaciones vikingas de algunas de sus pinturas, de las que no se conoce su origen.
Como se puede apreciar en la foto, ya estaba lloviendo pero seguimos con la ruta. De aquí, fuimos a La Laguna. Madre mía que belleza...lo mejor de todo, fue bañarnos en esa laguna rodeada de rocas enormes, con el agua por la tripa y lloviendo. Fue todo una experiencia.
Tras este buen rato que pasamos (tengo que decir que estaba muerta de miedo por la tormenta) nos fuimos a visitar...THE BEACH (la playa).
Es preciosa, muy bonita pero tiene bastantes turistas...aún así, nos gustó mucho mucho mucho.
Es una pena que estuviese mal el tiempo, pues no debe ser lo mismo con el sol...la playa es preciosa, muy bonita.
La idea era seguir por aquí hasta ver el atardecer en alta mar, pero la tormenta no nos dejó. Dejó de llover, pero el había muchas olas y el mar estaba intratable. Yo tenía mucho miedo, así que nos fuimos al hotel, desde donde vimos el atardecer...
Nos despedimos de este día con este bonito atardecer...allí, los colores se mezclan. Color violeta, rojo, amarillo, naranja...es increíble...

No hay comentarios: