sábado, 12 de noviembre de 2011

DÍA 10 DE DICIEMBRE: FRÁNKFURT.

Nos levantamos y tras el desayuno, nos pusimos en marcha hacia la ciudad de Fránkfurt. La primera noche dormimos allí pero apenas vimos los alrededores de nuestro hotel. Esta vez, toca visitar la ciudad como Dios manda.

Es una ciudad de contrastes situada al lado del Meno. No teníamos muchas expectativas con esta ciudad por lo que habíamos oído, pero a nosotros nos sorprendió gratamente...por un lado, la zona financiera con sus rascacielos y por otro, la parte antigua con sus casas y calles medievales.

Es una ciudad relativamente pequeña y que se puede visitar en un día perfectamente. Así lo hicimos nosotros...Lo primero que hicimos nada más llegar a la ciudad fue ir a visitar el Palm Garden y de camino, ya disfrutamos de las estampas. Parecía la "Little New York" europea...



Para entrar al parque tuvimos que pagar cinco euros por persona pero a nosotros nos gustó mucho el paseo por allí. No había nadie...estábamos solos.


De ahí, dejamos el coche en el lugar donde lo alquilamos a la hora acordada y nos pusimos a patear la ciudad hasta no poder más.

Teníamos un mapa con información turística que cogimos del hotel y con una ruta para hacer a pie en pocas horas así que, nos pusimos a caminar tan contentos por el borde del río que es realmente precioso y además, el tiempo nos acompañaba ya que hacía solecito y nada de frío...


En primer lugar bordeando el río fuimos hasta la "zona euro" que por cierto estaba llena de los defensores del "15-M".





Seguimos caminando hasta entrar en la zona de los rascacielos...estar a sus pies es grandioso aunque obviamente, si has estado en Nueva York, no tiene mucho que ver...

Subimos a la Main Tower para ver las vistas a la ciudad. No es excesivamente elevada pero para sus 200m de altura las vistas son excepcionales...eso sí, menudo viento fresco hacía allí arriba!!.






De ahí llegamos al Mercado de Navidad que tiene lugar en el centro histórico de la ciudad "Römerberg", "Paulsplatz" y "Mainkai" todos los días de la semana durante cuatro semanas antes al día de noche buena.

Sin duda, no será el más famoso de Alemania como puede ser el de Nuremberg pero a nosotros fue el que más nos gustó. Tal vez por el tamaño, la dispersión y la decoración de cada una de las casetas navideñas...realmente bonito.





Una vez más, nos pusimos hasta arriba de "Brühwurst (la de curry buenísima)", vino caliente y otras comidas típicas de allí deliciosas!!!. Menos mal que andar andamos porque sino no quiero pensar los kilitos como gozan en el cuerpo, jeje...



Allí pasamos la tarde de un lado a otro sin parar...disfrutando de tanta delicia!!!. Os dejo fotos para que podáis haceros una idea de la magia de éste lugar.









Luego fuimos en busca de la zona de sidrerías pero no encontramos nada abierto, al menos no con ambiente. Todo el mundo estaba en el mercado así que disfrutamos de las vistas de la ciudad desde el puente de hierro abarrotado de candados (los ponen las parejas prometiéndose amor eterno). A mi, desde el otro lado del río me recordó al puente de Brooklyn...




Y como no, nos tomamos unas buenas cervecitas alemanas para arrematar el día y por supuesto, el viaje tan fantástico que hemos vivido en Alemania. Ricas cervecitas...ricas ricas...




4 comentarios:

MÓNICA dijo...

Qué chula la foto final!! ¿Cómo la has hecho?

MÓNICA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAJO dijo...

Hola Mónica, pues la he hecho con el programa "Photoscape". Tiene una opción que es "mosaico".

Me alegro que te guste.

Un besazo!

Angelica dijo...

Siempre he querido conseguir Pasajes a
Frankfurt
para disfrutar de dicha ciudad ya que me dijeron que es muy interesante y me encantaría poder conocerla personalmente